El Consejo Regulador Ribera del Duero se opone al biogás en su zona amparada

Se suma a su defensa para que tampoco proliferen las grandes granjas

08/07/2024 10:08 | Begoña Cisneros

La preocupación por la llegada de plantas de biogás a la comarca ribereña llegaba hace dos semanas al Consejo Regulador de la Ribera del Duero y ya han obtenido una respuesta por parte de esta entidad que defiende y regula los vinos de esta denominación de origen.

La alcaldesa de Fuentespina y vecinos de las localidades de Fuentelcésped y Milagros mantenían un encuentro hace unos días con representantes del Consejo Regulador para expresarle su preocupación sobre las plantas de biogás y las granjas de cerdos en la comarca ribereña, algo que podría, advertían, ser perjudicial para los viñedos de la zona.

Es ahora cuando el Consejo se ha pronunciado, y con una nota de prensa similar a la que ya hicieran en octubre de 2021 donde mostraba su preocupación ante la proliferación de granjas tras la llamada a su puerta por parte de varias bodegas, ahora añaden la defensa de la viticultura en relación a las plantas de biogás.

“El Consejo Regulador y los operadores inscritos de la Denominación no entienden, ni pueden compartir, que se establezcan instalaciones de ganadería intensiva y últimamente plantas de biogás, en entornos que se caracterizan por su importancia medioambiental, patrimonial y cultural. Porque ponen en serio riesgo la subsistencia de los proyectos vitivinícolas, a los que de alguna manera invaden, y dificultan el desarrollo de futuros proyectos enoturísticos que contribuyan al crecimiento económico y social de la zona. Más aún, cuando hay alternativas viables para que se ejecuten este tipo de instalaciones, pues estamos en un entorno rural en el que abundan otros terrenos que bien podrían albergarlas”, señala en el escrito.

Manifiesta su preocupación, por tanto, ante la instalación de proyectos de ganadería intensiva y plantas de biogás de tratamiento de purines dentro de la zona de producción amparada por la Denominación de Origen, próximas a terrenos plantados de viñedo y junto a proyectos enoturísticos.

Recuerdan que cuando las bodegas afectadas y otras asociaciones comunicaron al Consejo la problemática de las granjas, “el órgano regulador se ofreció inmediatamente para colaborar en todo lo posible, acudiendo a los organismos públicos pertinentes, manteniendo reuniones con asociaciones de productores de ganado intensivo, encargando la elaboración de informes técnicos e instando a la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas a que trasladara al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la preocupación extendida y compartida por diferentes denominaciones de origen de diversas zonas productivas ante la proliferación de proyectos en materia de energías renovables y macro granjas de ganado que afectan a viñedos, bodegas y paisajes emblemáticos e históricos que reportan enorme valor a sus zonas geográficas”.

Desde las asociaciones Amigos de Fuentelcésped, Vecinos de Milagros y Amigos del Riaza valoran positivamente este pronunciamiento.