Disfrutando del otoño

19/10/2019 11:20 | Virginia Pecharromán

En otoño podemos sentir cómo se caen las hojas y estar más activos para disfrutarlo.

En esta época del año, muchas personas experimentan cambios en su estado de ánimo. Imitamos a la naturaleza y percibimos su transformación: la caída de las hojas, la lluvia y el viento invaden nuestro interior, dejándonos fríos. Los días cada vez son más cortos y la oscuridad gana espacio. Puede aparecer un bajo estado de ánimo, cansancio, falta de concentración y alteraciones en el sueño. La disminución de la luz influye directamente en la segregación de melatonina y serotonina. Mientras que la primera aumenta, la segunda disminuye en el otoño. Estas dos hormonas son claves en el desarrollo del sueño, la energía, la alimentación y el estado de ánimo. 

A continuación os ofrezco varios consejos para disfrutar al máximo de esta época preciosa del año:

  • Con el aumento de melatonina, el cuerpo tiene menos energía. Es importante que aumentemos  nuestras horas de sueño y descanso. De hecho, cuando anochece, cada día un poco antes, notamos ese cansancio en el instante en el que se  esconde el sol. 

  • Realiza una actividad física diaria. El ejercicio tiene un efecto directo sobre la serotonina y las endorfinas. Te ayudará a elevar tu estado de ánimo y reducir la sensación de fatiga. 

  • Atención a lo que comes. Los alimentos ricos en vitamina B, frutas y verduras de temporada y una fuente de proteínas serán tus aliados en otoño. Siempre lo digo, la naturaleza es sabia y nos da lo que necesitamos en cada época del año. 

  • El tiempo de  ocio es diferente y especial. Las excursiones por la naturaleza, sobre todo los  hayedos son espectaculares. Hacer senderismo, aunque llueva, nos impregna de los olores húmedos. Recolectar las diferentes especies de hongos y setas para los aficionados, es una actividad muy gratificante. Disfrutar de los amaneceres, cuesta menos que en verano, no hay que madrugar tanto y son muy coloridos estos días. Y todo aquello que se os ocurra, que sea tener contacto con la naturaleza, nos llena de sensaciones placenteras.

  • Realizar actividades para ocupar el tiempo en algo que nos guste y nos aporte beneficios. Si podemos desarrollar nuestros hobbies estupendo: fotografía, pintura, costura, restauración de muebles, macramé… Si no, siempre podemos probar cosas nuevas, algo que no hayamos hecho nunca y que, sin saberlo, se nos puede dar bien. También aconsejo todas aquellas actividades que estimulen la mente, nos hagan pensar más allá y desarrollen nuestra inteligencia y creatividad. Acudir a estas actividades en grupo todavía lo enriquece más. 

Ahora es tiempo de recogernos, pero no de manera pasiva. Actualmente, nuestros entornos nos ofrecen gran cantidad de actividades que realizar, cursos y conferencias interesantes a las que asistir. Tampoco hay que saturarse con mil cosas, es mejor hacer una sola, pero disfrutarla y que nos dure un tiempo. Y aprovechar las tardes de mantita y sofá. Pero cuidado: un exceso de sofing y televisión es contraproducente. Antes de que se esconda el sol, contactar con la naturaleza todos los días. Y después observar tras la ventana cómo llueve, cómo el viento lo mueve todo y como crecen las plantas. Todo aquello que nos transmita paz y tranquilidad. Sin dejar de estar activos y si os gusta la cocina, es tiempo de platos de cuchara, de cocido, de mermeladas, de manzanas asadas y otros postres de horno, que huelen que alimentan. 

Os deseo un otoño lleno de color, olores agradables y sensaciones que solo esta época del año ofrece.

Puedes leer más sobre éste y otros temas en mi blog personal: http://vivirlapsicologia.wordpress.com