TURALBUR considera "una tomadura de pelo" para el Turismo Rural las últimas ayudas propuestas por la Junta

24/05/2021 9:12 | Blog de nuestros lectores

TURALBUR considera "una tomadura de pelo" para el Turismo Rural las últimas ayudas propuestas por la Junta

La Asociación de Turismo Rural de la provincia de Burgos (TURALBUR) califica como tomadura de pelo” la nueva línea de “Ayudas directas, a autónomos y empresas para el apoyo a la solvencia y reducción del endeudamiento del sector privado”.

La misma está destinada, como su propio nombre indica, a paliar los efectos de la crisis económica, crisis provocada por las medidas políticas implantadas para frenar la pandemia. Las presuntas Ayudas, que engloban diferentes actividades, de poco  o nada servirán a los propietarios de los establecimientos de Turismo Rural de la provincia, que han hecho todo lo posible por no endeudarse, para no comprometer la viabilidad económica de sus negocios, TURALBUR estima que un 90% de los alojamientos no podrán solicitar la Subvención, que en su momento se "vendió" como para todos los autónomos.

 

Por ello TURALBUR propone que la ayuda se amplíe para los gastos de suministros, tasas e impuestos, del pasado ejercicio y de los que están por llegar, en este ejercicio.

 

Los microempresarios de las casas rurales de Burgos vienen sufriendo 14 meses de profunda crisis, en los que sólo se pudo trabajar con relativa normalidad en dos de ellos. Es más, a fecha de este sábado, siguen existiendo restricciones de aforo y limitación en el número de núcleos familiares que pueden juntarse en un establecimiento. Lo que supone un “cierre de hecho” para decenas de casas, que no pueden acoger a grupos de amigos, o a más de dos familias no convivientes.

 

El supuesto apoyo que se ofrece, ayuda sólo a aquellas empresas que adeudan dinero a sus proveedores, o han solicitado créditos, “lo que deja sin ellas a la inmensa mayoría de las casas rurales de la provincia”. Ante esta circunstancia, TURALBUR exige a la Junta una línea de ayudas directa, que palie los meses de cierre, a los que se han visto obligadas “nuestras casas”.

Además de los gastos fijos de naturaleza privada (Internet, teléfono, electricidad, seguros, publicidad, alojamiento y mantenimiento de páginas web,…), se unen una importantísima aportación, de los establecimientos, a las arcas públicas (IBI, basuras, residuos), que no han reducido su montante y han sido cobrados sin “escrúpulo” por los diferentes ayuntamientos.

 

El sector, que representa un 11% del PIB de la Comunidad Autónoma, y a pesar de las buenas perspectivas para el verano, que de momento no se refleja en reservas, sólo en un aumento de tráfico de visitas en las páginas web, y de consultas, no podrá mitigar de ninguna manera las pérdidas registradas en el último año.

 

Por último, desde TURALBUR incluso se llega a cuestionar cuántos autónomos y empresas podrán solicitar la ayuda con las condiciones fijadas, entre ellas presentar un importante porcentaje de pérdidas